(2004) "La pasión de Cristo" de Mel Gibson.

Donnerstag, 24. März 2016


He leido y por ello trato de aclarar que esta es una de esas películas un tanto inclasificables, es decir, que tan buen punto despiertan grandes elogios como también las más pésimas críticas...

Particularmente me gustó mucho, por el realismo tan fuerte que parece que la pasión de Jesucristo está salpicando la pantalla y su dolor se va incrustando en nuestros ojos, y no es sadismo lo mío o afición a lo sangriento, ni mucho menos, !eso es el cine! Creo que Mel gibson realizó una original y gran puesta en escena, ?cómo sinó iba a ser una tortura a base de palos, hierros y de látigos? ?No es sino la sangre el mejor testigo del sufrimiento? Quien critique la película es que no tiene imaginación, y sobretodo creo que les duele ver y preferirian seguir escondiendo la verdad, la tortura que hubo y el dolor auténtico de un hombre bueno si lo hubo y fue Cristo, y que como tal existió. Con James Caviezel, y Monica Bellucci, y Maia Morgenstern, en los papeles de María y de Magdalena,y Francesco Cabras, Rosalinda Celentano, Claudia Gerini, Sergio Rubini, Hristo Jivkov.

La película muestra simplemente lo que debió ser la Pasión. Es decir, una muestra máxima de amor y de fe, Jesucristo dió su vida para salvar al resto de los hombres. Y eso es lo que se nos muestra y vemos, sin ningún artificio, nada más que con sangre y con lágrimas.

El film transcurre a lo largo de las 12 horas últimas del dia en que Jesucristo fue clavado en la cruz y abandonado allí hasta su muerte. Tratado como un vil ladrón, la reencarnación del Mesias en la figura de Jesús de Nazareth, que tanto habian esperado fue despreciada por los hombres. No solo Judas o Poncio Pilatos le abandonaron sino todos los que allí, primero le escucharon y amaron, para después apedrearle y dejarlo morir solo en la cruz.

Si esto no dió pena, y si ser cristiano significa amar al prójimo, creo que no hubo peor crimen en la historia que abandonar a alguien a su suerte o a su muerte, porque fue lo mismo. Cristo amado, sospechoso, condenado y resucitado.

(1904-1989) Salvador Domingo Felipe Jacinto Dalí Doménech y el genio catalán.

Samstag, 11. Juli 2015

1929, LA GRAN MASTURBACIÓN

En este cuadro uno de los primeros, Dali aún virgen pintó sus obsesiones sexuales, entre ellas, aparece: el saltamontes, que aterrorizaba a Salvador. La cabeza de león aludiendo a deseos reprimidos y una flor-vasija que, cercana al pecho de la mujer, espera ser llenada.

1929, MINIATURAS

Como disenador, caben destacar, zapatos musicales, gafas de sol calidoscópicas para conducir, unas de las manos postizas de cristales para mirarse en cualquier momento, vestidos con rellenos postizos destinados a realzar las formas más íntimas, y por otro lado bañadores que reprimian completamente el busto para dar un aspecto angelical al cuerpo.

El método de Dali que fuera además de pintor, escultor, escenógrafo, disenador, escritor y cineasta. Dali lo denominó Método-Paranóico-crítico. Según las palabras del pintor es, "...un método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetivación sistemática de asociaciones e interpretaciones delirantes...".

1934, APARICION DE MI PRIMA CAROLINETTA

Esto se resume, en la manipulación de imágenes y objetos conocidos. En la mente de Dali estaban los conceptos de Freud, Nietzsche, Voltaire, Kant, Spinoza, Descartes, las técnicas de Velázquez, Vermeer, Leonardo, Botticelli, Rafael, Michelangelo, y las influencias de Picasso, Miro, Magritte, García Lorca, Buñuel, Breton, Eluard y demás surrealistas. Todos estos elementos, su infancia y su relación con Gala, explican sólo parcialmente, los tipos de nutrientes que existían en su cerebro.

1977, GALA

Gala, era Elena Dimitrovna Diakonova, nacida en Rusia. A pesar de estar casada con Paul Eulard, al cabo de un tiempo de conocerse, fue ella a visitarlo con su marido. El amor de Dalí fue tan extraordinarió que finalmente captó la atención de la rusa, que cogiéndole de la mano, cuando el pintor entre fuertes risas se le declaró, le contestó, "ninito mío ya no nos separaremos jamás". Esto le indicó a Dalí su deseo casi invencible de que aquel amor era dívino.


ALEGORIA

Dalí se consideraba un ser divino y se permitia por ello ser absolutamente delirante y extravagante con sus métodos de interpretar sus suenos, y plasmarlos a la realidad. Igualmente en su vida normal, para empezar, con esa mirada fija y penetrante que un buen dia deseo implantar en su rostro, junto al fino bigote copiado del maestro Velázquez y sus andares largos y sus batas largas. Sus maneras de hablar, de comer, de mirar, de pintar, de sentir y...de vivir.

Dalí pintaba sobre cualquier objeto, relojes, playas, animales. Estuvo relacionado sentimentalmente con el poeta Garcia-Lorca, fue amigo de Buñuel, y con ellos rodó la película El perro del hortelano. Fue amigo de la mayoria de artistas de su época. No quiero dejar de escribir que seguro es más conocido el maestro Van Gogh que naciera en Holanda, que nuestro pintor más ilustre y reconocido internacionalmente que naciera en el interior de Figueras, Gerona, viviera en Madrid, Paris, Montecarlo y también vivió 8 anos con su mujer en Estados Unidos, y realizó varias exposiciones en Nueva York, cuando empezó la Segunda Guerra Mundial. Pero tras morir Gala, Dalí se recluyó en su amada Catalunya, concretamente en la bellísima localidad costera de pescadores, Cadaqués, aunque luego fue a morir a su casa de Pubol, también orillas del mar Mediterráneo.

Empezó experimentando con el estilo moderno en Cadaqués, Cataluña y tras años de estudio, gracias a su amigo que viajaba a menudo a Paris y le introdujo en el movimiento cubista de la época, Ramón Pichot. Luego siguió con el dadaismo. Ya trasladado a Paris, conoció a Pablo Picasso y junto con el poeta Miró, sirvieron de influencia para que Dalí siguiera experimentando hasta encontrar su propio estilo.

Estudió en Madrid, en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y fue en 1926 cuando hizo el primer viaje a Paris. A su muerte la donación de Dalí y de su legado fue para España. Su estilo compaginaba el clasicismo con la avant-garde más adelantada por lo que una exposición realizada en Barcelona despertó rapidamente gran interés, perplejidad y alabanzas por doquier.


ATENAS


Su inspiración no deja de basarse en las imágenes que vemos en los suenos. Otra técnica era mirar fijamente una pared, hasta ver las formas que se sobreponen las unas a las otras.


IGLESIA TRIDIMENSIONAL



ESCULTURA JINETE CAYENDO DEL CABALLO


Otras aobras interesantes son del 1942, ARLEQUINES; 1948, ELEFANTES y 1933, LA NOSTALGIA. Es un personaje alucinante realmente interesante, así lo quiso él. Todos los temas más actuales y modernos están tratados en sus pinturas, desde la propia modernidad, la falsedad, la ambición, la inteligencia, el buen gusto (que él odiaba), la poesia, los enemigos, la genialidad, etc, todo eran objetos entre sus manos.

Es imposible escribir sobre Dalí sin necesitar cientos de páginas. Se interesó, luchó y avanzo en todos los terrenos en los que intervino. Estaba a favor de: la complejidad, la metafísica, la estética, el sueno, la madurez, la arquitectura, el teatro, la diversificación, en contra del sol y a favor de la luna. En contra de: la simplicidad, la política, de la naturaleza?, lo abstracto, !en contra del cine!,! la medicina!... y yo diria, a favor de la contradicción. Y por supuesto a favor de la locura, es decir de él mismo.

Pero cómo poder tratar y definir a un hombre que dice estar en contra de la naturaleza. Cuando vivia de ella. Evidentemente sin sol no hay nada, ni dia, ni noche sin luna. Cómo podríamos existir, sin frio o sin calor, es imposible, !ni aquí ni allá! ni allí donde tu ahora estes !amadísimo y querido Dalí !

1933, EL ANGELUS


RINOCERONTE DE 3600K EN PUERTO BANUS

(1605) "El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha" de Miguel de Cervantes Saavedra.

Samstag, 6. Juni 2015


DEDICO UNA SERIE DE LECTURAS SUPER BUENAS!!!!! PARA MI HIJO IVAN!!!!!!!!

LIBROS SUPER SUPER BONITOS INTERESANTISIMOS PARA ADOLESCENTES Y LAS DEDICO PARA TODOS !!!

PERO AHORA EN ESPECIAL A MI QUERIDISIMO SOBRINITO ROBERTO DE 16 y a JUAN SABATES de 61 !!!!!

QUE ESTA YA A PUNTO DE ACABAR LOS ESTUDIOS ! Y A SU ABUELITA CONSUELO DE BAVIERA Y A LA MADRE DE ROBERTO.....ABOGADA!!!......... www.abogado.tk

" En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro; gran madrugador y amigo de la caza...."

Así empiezan estos maravillos "cuentos" que son historia pura, 100 por 100. 35 capítulos para una soberbia obra voluminosa como un dinosaurio, que catapultó a Miguel de Cervantes directamente al cielo, o mejor, al reino de los cielos y con todos los ángelitos cantando a su alrededor.




En 1547, se situa el nacimiento del escritor castellano, en Alcalá de Henares, Madrid, España. La primera edición de El Quijote es del 1605, por Juan de la Cuesta. Poco se sabe de su infancia, o de su viaje a Italia cuando cumplió 22 anos. "Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos estremos, ni grande, ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies; éste digo que es el rostro del autor...."

Luego se alistó en el ejército de la Santa Liga en 1571, habiendo abandonado la compania pontífica en Italia en 1570, para luchar con valor y en 1575 cuando regresaba a España, ya cerca de la costa de Barcelona, fue capturado por piratas argelinos, pasando 5 anos en cautiverio. Anos que transformaron al escritor y elebaron el don de la libertad, a uno de sus máximos bienes y al peor de los males.... "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres". (Quijote, II, 58).

Se casó en Esquivias con Catalina de Salazar, en 1585. Posteriormente Cervantes viajaria y trabajaria como recaudador de impuestos por tierras andaluzas, hasta que en 1608, empezó su reclusión para empezar a escribir. Y escribió sin descanso Miguel de Cervantes, apodado también, el Manco de Lepanto, por la herida que recibió en el pecho y en la mano en la guerra de Argelia, junto a Juan de Austria.

Todas sus experiemcias son las que se recogen en su libro más valioso. Se dedicó a la poesia, aunque como tal fue muy ignorado, su obra más importante es Viaje del Parnaso. Vivió de nuevo en Madrid y luego en Granada, diambulando por muchas localidades, haciendo diversos trabajos que se le ofrecian. Escribió Las Novelas Ejemplares y La Galatea, El cautivo, Rinconete y Cortadillo, El celoso extremeño, y en teatro, El trato de Constantinopla y La Confusa (aunque estas piezas están perdidas), Conquista de Jerusalén, El trato de Argel, La Numancia, que forman parte de una colección de 8 comedias... Hasta que ya por fín afincado en Valladolid, capital de Espana en el reinado de Felipe II, empezara con la redacción de El Quijote.

(1956) "El loco del pelo rojo" de Vincente Minnelli y la vida del pintor Vincent Van Gogh.

Sonntag, 17. Mai 2015


http://youtu.be/RGITwh7MTtE

"El dormitorio" es mi preferido y otro, "El descanso de los labradores", "La casa amarilla", "Girasoles", "Viñedo rojo", todos una maravilla!


Kirk Douglas, el actor que mejor interpretó el papel de Van Gogh.
Nació en Holanda, en 1853. Pertenece al grupo de pintores neo-impresionistas o neo-realistas, y esta pelicula de título muy bonito, retrata la vida artística y mundana, sus amistades, y en especial la amistad muy estrecha que mantuvo con otro pintor muy famoso, Paul Gauguin. que fuera en la ficción Anthony Quinn, y que ganó un Oscar al mejor actor secundario, por su magnífica interpretación. Dirigió esta película Georges Cukor y Vicente Minelli, trasladándose ellos asimismo a todos los lugares donde residió el pintor sobretodo en Francia y en Holanda. Minelli que sólo rodaba en estudio, consiguió dar un realismo extremo a la película, y todos sus cuadros fueron tratados especialmente, bajo sistemas muy sofisticados de cámara, para que parecieran lo máximo de reales cuando Kirk Douglas, los pintaba.



Gauguin sentía muchos celos por la facilidad con que Van Gogh pintaba, (800 cuadros en 16 anos) A su vez Van Gogh sentía celos terribles de su colega Gauguin por la facilidad con que éste conocía a chicas guapas.

Aunque Van Gogh no empezó profesionalmente hasta los 30 anos a pintar, en su ciudad natal de Groot-Zunder, y debido a un negocio familiar, hasta los 16 anos vivia rodeado del mundo de las encuadernaciones, luego empezó a trabajar en este ramo, en La Haya, con un tio suyo, concretamente en la galeria de arte Goupil. De aquí, se trasladaria a Londres para seguir trabajando en nombre de la galeria. El primer ano, se empapó tanto de las nuevas corrientes, como del barroco de la época y pudo conocer a los pintores de renombre. Pero, como todo en esta vida tiene un precio, sufrió un terrible fracaso amoroso, con una bella joven, la hija de su patrona, y Van Gogh sufrió una primera crisis psíquica, tan fuerte, que le costó 3 meses de recuperación y un traslado a Paris. A partir de este fracaso, empezó un gran deteriro físico, que siguió afectándole en su rendimiento laboral. Continuos traslados de Londres a Paris. Al obligarle a dejar su trabajo en la galeria, ejerció de profesor. Se aficionó a la religión y a la lectura obsesiva de la Biblia, mientras su aspecto físico iba de mal en peor.

No es hasta 1877 que decide regresar a su pais, con su familia con el pretexto de matricularse en la Universidad de Teologia de Amsterdam. Por 2 veces no es aceptado y decide irse, esta vez a Bélgica, a predicar cerca de los mineros, renunciando a su vida cómoda y a sufrir una vida pobre. La figura fundamental de su hermano Theo, aparece en este instante como un ángel de la guarda, que le prestará ayuda económica hasta el final de sus dias. Viaja Van Gogh de nuevo hasta Bruselas, para empezar a estudiar pintura. Vuelve a su casa paterna y se volverá a enamorar, de su prima Kee Vos, esta vez al ser rechazado, se quemará la mano como respuesta. Vuelve a vivir en La Haya, y se pone a vivir con una prostituta y su hijo. El padre está a punto de deseredarle cuando Van Gogh le comunica que quiere casarse con ella. En la famosa Escuela de La Haya, y bajo las órdenes de su tio Anton Mauve, Vincent pintará su primer óleo, de título "Muchacha bajo los árboles". Entre 1883 y 1885, aparece otro óleo "Campesinos comiendo patatas". Se apasiona por Rubens, por Delacroix, y antes en Paris, habia visitado cientos de veces, el Museo del Louvre, en Inglaterra, adoraba a Constable y Turner, parece que en su cabeza el estilo ya está muy formado. Se apunta a una nueva escuela de arte, de Ferdinand Cormon, y conocerá además a Toulusse-Lautrec, Manet y Degas. Sus mejores contactos, no obstante serán con unos pintores jóvenes, que están desarrollando un nuevo estilo llamado Puntillismo. Ellos serán Paul Signac y Emile Bernard, los cuales piensan que el impresionismo ya está anticuado. En el ano 1886, es cuando conoce a Gauguin.

Esta relación no será positiva, abundarán las peleas, hasta el conocido dia, que Gauguin enfadado se irá de la "casa amarilla" de Arles, donde residió mucho tiempo, era su Mediterráneo particular y Vincent van Gogh se corta ese dia el lóbulo de la oreja, arrepentido por su mal carácter. No era ningún enfermo paranoico o esquizofrénico, a pesar de sus enfados, es la sensibilidad, o el simple hecho de no poder dormir y por supuesto los fracasos sentimentales, los que conducen a veces a cualquiera a comportarse de malas maneras. Cerca de Arles ingresa voluntariamente en un sanatorio mental. El artista seguirá pintando, tanto los interiores, habitaciones, como toda la naturaleza exterior. Van Gogh captó el color de las cosas como ningún otro pintor jamás supo. Sus obras actualmente son las más valoradas en el mercado internacional. Pasado un tiempo su querido hermano Theo va a ser padre y le invita a instalarse en su casa de Auvers-sur-Oise. Theo ha seguido viviendo en Paris todo este tiempo, ya que sigue trabajando en la galeria de Paris. Los últimos dias del pintor, en 1889 hasta 1990 serán muy felices, pintó 80 cuadros más, junto a su recien nacido sobrino, que llevará su mismo nombre. Pero sufrirá otro ataque al ano siguiente, del que parece no se recuperará, a pesar de querer tragarse las pinturas en 2 ocasiones y de dispararse un tiro, "el loco del pelo rojo", como se le conoció en Arles, no estaba loco.

Otro gran actor Anthony Quinn interpreta a Gauguin, pintor y amigo de Van Gogh. y el resto del reparto fue James Donald, Pamela Brown, Everett Sloane, Jill Bennett, Henry Daniell, Niall MacGinnis, Lionel Jeffries.

ERASE UNA VEZ EN .... MARSELLA ... SERGE....

Montag, 14. Juli 2014


Blog de literatura japonesa
del catalan Jordi Escurriola,

http://www.japocat.blogspot.com


-S E R G E-



Serge dejó las brumas de su Bretaña para viajar por toda Francia especialmente por el sur. Huía del frío y la neblina gris de Brest y vagabundeó por la Camargue para después plasmarla en sus baldosas. Serge pintaba flores de otros mundos, paisajes breves con toros que rumiaban al lado de los arrozales, salinas, caballos blancos paciendo bajo el sol, girasoles ........Sus baldosas estaban siempre llenas de luz, trazos delicados, colores tenues, suaves, líneas sinuosas, evocadoras.

Le conocí una tarde. Volvía a Bois-Luzy, después de haber pasado todo el día en la biblioteca leyendo. Me refugiaba allí cansado de ir de un lado para otro buscando trabajo en una Marsella que tenía ya miles de parados. Llegué hambriento, frustrado y desanimado, una combinación poco apta para alternar con la gente que a aquellas horas llenaba el comedor del albergue. Como yo era de los habituales, es decir, llevaba viviendo allí cinco meses, podía comer en la cocina, lo cual prefería. Allí estaban Frank, Gérard, Ferdinand, Abderramán y un tipo delgado, moreno, con un bigote estilo Pancho Villa y una espléndida cola de caballo de color castaño. Era Serge. Me lo presentaron y simpatizamos rápidamente.

Ferdinand estaba malhumorado. Habían llegado dos autocares de alemanes y nos tocaba dormir en las habitaciones del fondo, al lado de los lavabos, con las literas pegadas las unas a las otras, y no nos gustaba estar allí, ni que fuera por una noche o dos. Frank alegó que no había otro remedio y Abderramán replicó que, claro, a él no le importaba porque como era el encargado tenía habitación propia. Al final terminamos hablando de la falta de sexo en los albergues de la juventud. Serge dijo que él también dormiría en el “exilio”, palabra afortunada de Ferdinand, solidarizándose con nosotros. Bridamos con un vaso de un vino horroroso que Gérard compraba en una bodega del puerto, Frank dijo que era tan malo que no lo compraba, se lo regalaban para quitárselo de encima. Otra discusión. Aproveché para comerme mi camembert, la cena de todas las noches.

Salí al jardín. Era una especie de patio lleno de arena gruesa y guijarros rodeado por árboles y daba a la carretera de entrada al albergue. Era la ruta obligada para los coches y nosotros usábamos la salida trasera que daba a una gran escalinata de piedra llena de hierbajos en sus innumerables grietas. Por allí se bajaba directamente a la avenida que descendía hasta el centro de la ciudad y donde estaban además las dos únicas tiendas de comestibles. A lo lejos se intuían las luces del Château d’If y a la derecha la claridad diáfana del Vieux Port. Hacía frío y entré al cabo de unos minutos. No había nadie en la cocina y subí a acostarme.

Serge sorbía un a taza de café en el comedor ya vacío. Los alemanes habían partido a su nueva destinación y el albergue recuperaba su tranquilidad habitual. Me preparé una infusión y me senté al lado de Serge que estaba limpiando unas baldosas. Me explicó que se dedicaba a pintarlas. Las vendía en mercados y ferias, llevaba años haciéndolo. Se fue con una renqueante motocicleta y yo me quedé solo mientras decidía qué hacer. Al cabo de unos minutos Frank me llamó, tenía una llamada telefónica. Era Maud. Durante unos días había trabajado en una oficina municipal haciendo la limpieza pero como no tenía papeles no pude seguir. Maud, Claire, Odile, Zuléma y Tina trabajaban allí también y nos habíamos caído bien. Al marcharme me pidieron el teléfono para avisarme si sabían de algún trabajo para mí, y parecía que tenían uno: hacer de canguro de sus hijos por las tardes. Mi trabajo consistía en recogerlos de la escuela, llevarlos a casa, merendar y cuidarlos hasta que llegasen, normalmente entre las ocho y las nueve de la noche, hacer un poco de limpieza y poner alguna lavadora. Acepté encantado. Empezaría aquella misma tarde.

Decidí ir a la Cannebière y ver si conseguía encontrar a Serge. Primero fui a Le Pagre, el mercado de los pescadores, pero no le ví, después al Cours Julien, el mercado agrícola, tampoco , y finalmente me decidí por el Prado, el más popular. Tuve que dar una vuelta completa y meterme por las callejuelas pero al fin lo encontré. Estaba sentado en una sillita plegable, al lado de su motocicleta y fumando un cigarrillo apestoso. Había distribuido sus baldosas sobre una especie de sábana doblada y tenía una caja llena de tarros de pintura en su regazo mientras pintaba. Me saludó con su sonrisa socarrona y no dijo nada hasta terminar de pintar la baldosa. Eran unos flamencos rojos, típicos de la Camarge sobre el fondo azul claro de la loza, muy bonitos. Me dijo que había vendido dos baldosas, suficiente para pagar dos noches en Bois-Luzy y comer dos días, todo un éxito a aquellas horas, si vendía cuatro o cinco más tendría para una semana.

Se había criado con su abuela, en su tenderete de pescado del mercado de Quatre Moulins; su padre les abandonó y su madre trabajaba de cocinera en un transatlántico que hacía la ruta de Australia y Nueva Zelanda y la veía una vez al año. La abuela Dorine cargó con él hasta su muerte, el primer dolor de su vida. Aprendió a dibujar y a pintar de un vecino que hacía carteles para fiestas y calendarios y cuando no estaba con la abuela se metía en el piso de monsieur Jeanot. Como no tenían dinero se las ingenió para aprovechar al máximo cualquier papel, cartón e incluso trapos viejos , por eso Serge siempre pintaba sobre pequeñas superficies. Bajó a la Provenza e hizo del sol su dios, le rindió tributo y se hizo granjero en Arles sólo para contemplar los amarillos y las noches estrelladas que viera Van Gogh. Hizo de las baldosas su tela y del campo su taller, redujo los objetos y los seres a su esencia como un alquimista de los colores, buscó lo universal en lo más insignificante, huyó de absolutos y trascendencias y se convirtió en un místico de la luz. Vivía con tanta sobriedad que tener para comer durante tres días seguidos lo consideraba un lujo.

Estuve con él hasta media tarde, después me fuí a la escuela del Boulevard Gambetta. Maud me esperaba para recoger a los niños. Eran cinco : Mignone, Mouche, Pierrot, Jean-Jean y Odette. Se pegaron a Maud y me miraron desconfiados mientras cargaba con sus carteras y fuimos todos juntos a la rue Saint Pierre. Era una escalera amplia, oscura, húmeda, con peldaños de baldosas rojas casi todas partidas. Claire esperaba a Maud para ir a trabajar y aprovecharon para mostrarse muy afectuosas conmigo y de este modo presentarme como alguien de confianza. Me quedé solo con cinco pares de ojos que me escrutaban como aves de presa. Mouche tomó la iniciativa y me cosió a preguntas. Era la más pequeña, seis años, su espontaneidad rompió el hielo y al rato estábamos todos tumbados por el suelo comiendo pan con mermelada mientras yo les contaban cuentos orientales.

Durante varias semanas fui el hermano mayor del que carecían y el padre que algunos de ellos no habían conocido. Me ayudaban en todos los quehaceres domésticos, sacando cosas que luego aparecían en otros lugares, se peleaban por la escoba, por llenar los cubos de agua, pero lo más divertido era tender la colada que consistía básicamente de bragas, de todas formas, colores y tamaños, y una vez tendidas parecían ristras de banderolas celebrando una fiesta.

Una noche cuando llegué al albergue volvía a estar lleno de gente. Había mucho barullo e intenté escaparme por la entrada principal, pero Abderramán me llamó. Estaban jugando a cartas, al ajedrez, al parchís, a la oca, toda la mesa llena de juegos y necesitaban un intérprete, y allí entraba yo. Durante dos horas traduje las cosas más dispares aunque la mayoría de las veces no era imprescindible. Todos queríamos comunicarnos, todos hacíamos el esfuerzo de escuchar, saltaron las barreras de las lenguas y las clases y fuimos una Babel de buena voluntad.

Al día siguiente Serge me saludó con un “Bonjour, maître” , al que yo contesté “Bonjour, artiste” , éste fue desde entonces nuestro saludo matutino, él dejó de ser Serge y yo Jordi, y así hasta el final.

Los días de lluvia, nefastos para Serge, los pasábamos en el comedor charlando entre nosotros. Los grupos daban mucho ambiente pero duraban dos días como máximo y todos preferían ir a los lugares típicos y Bois-Luzy quedaba alejado de todo. Una noche le pregunté a Serge si le gustaría pasar una tarde con los niños y conmigo, él podía dibujarles algo, hablar de la Bretaña, de la Camargue, de Arles, aceptó con un simple gesto de cabeza.

Yo ya les había hablado de Serge y cuando vieron su coleta, sus ojos grises que siempre sonreían, su serenidad, quedaron prendados de él.

El comedor se llenó de papeles, salieron lapiceros de todos los rincones, Serge abrió su caja de colores y toda la tarde estuvimos pintando, garabateando los objetos más inverosímiles, creando formas desconocidas, colores imposibles, una velada que me gustaría pensar que fue tan importante para ellos como lo fue para mí. Cuando llegaron Maud y Claire todos se precipitaron hacia ellas mostrándoles sus dibujos y pinturas, había más en sus caras y manos que en los papeles pero a nadie le importó, aunque me tocó a mí lavarlos a todos. Nos invitaron a cenar y nos llenaron de latas de sardinas en escabeche y latitas de paté.

Sólo con aquel trabajo no podía seguir en Marsella y al cabo de varios meses decidí marcharme a Estrasburgo. Me iría temprano y preferí despedirme de todos los “habituales” con los que había compartido tantas veladas. Descorchamos una buena botella de vino, comimos salchichón y quesos y alguien puso una canción de Matt Monro que estaba muy de moda entonces.

Eran les seis de la mañana y el olor del tabaco que fumaba Serge me advirtió de su presencia. Fue nuestro último“Bonjour”,lo sustituimos por un “Au revoir”, pero los dos sabíamos que era un

“ADIEU”.



Otros articulos relacionados de este autor son:

"Héctor", "Enriqueta", "Nora", "Berkeley Square", "Bob", "Cristina", "Daniel", "Delia", "Don José", "Estrasburgo", "Foyles", "Karlsruhe", "La biblioteca", "La mujer de la lavandería", "Marius", "Mary", "Miss Sweety", "Nicole", "Orange", "Serge", y "Wissembourg".