(1990) "No sin mi hija" de Brian Gilbert.

Sonntag, 17. Mai 2015


Sally Field es la encargada, que da vida a la historia autobiográfica de Betty Mahmoody. Alfred Molina, actor es el marido árabe, es su réplica de crueldad, y machismo y todavía me quedo corta, está increible!

Betty se casó con un ciudadano iraniano. Se prometieron felicidad y libertad y él se la llevó y a su hija de 5 anos a presentarles a su familia de raza musulmana. Una vez en Irán, ella se encontró acorralada. Sin libertad de movimientos, y con una nueva familia que querian absorver la mente de su hija sin su influencia, parecían más unos carceleros y con un marido completamente distinto al que conociera en América. La felicidad prometida? ausente por completo y con cierta violencia. Fueron finalmente, madre e hija, encerradas en una habitación, a ver si Betty aceptaba las condiciones, de no felicidad y no libertad...Hay críticas que dicen que el filme es partidista y antiárabe y proamericano, pero, sólo hay que ponerse en la piel de esa madre que fue raptada con mentiras. Y el dia que quiso regresar a su país, vió que le seria imposible salir. O se convertia a la religión de su marido, a la fuerza, o seria recluida ella y la nina como 2 ladrones.

Conozco un caso real y es absolutamente cierto. Fuera de su país los islámicos se adaptan a las costumbres europeas, pero una vez en su tierra, se convierten en los seres intolerantes y racistas que demuestran ser con sus leyes, y religiones absolutistas, especialmente contra los ninos y las mujeres.

Las críticas machistas persisten todavía entre las juventudes del siglo XXI. Reparto con Alfred Molina, Sally Field, y Sheila Rosenthal

(1954) "Vivir un gran amor" de Edward Dmytryk y (1999) "El fin del romance" o "El ocaso de un amor" de Neil Jordan.

Dienstag, 6. Januar 2015


Título muy poco apropiado para una película de amor tan buena y extremadamente larga en el tiempo. Mucho mejor el segundo título. .


Bueno el tema, y muy bien dirigida argumentalmente, con un guión de cambios a presente y pasado que hasta media película, el público no acierta a entender el contenido de este drama romántico, provocando mayor expectación ante lo que ocurrió en Londres. Allí fue donde terminó una relación. Empezará otra a continuación, para posteriormente poder continuar la que todavía no habia terminado...durante un bombardeo alemán durante la guerra.



Basada en una novela de Graham Greene y dirección de Neil Jordan, el director como comento toma y ofrece sin concesiones un aire increiblemente intenso. La pareja protagonista son Julianne Moore y Ralph Fiennes. Sarah y Maurice.

Él escritor y ella, esposa de un funcionario del Estado. Se conocen durante una fiesta. Se enamoran rapidamente.


...Una manana estando en la cama, una bomba cae de pleno en su edificio. Sarah cree que Maurice ha muerto y sale corriendo. Al cabo de unos anos, ella se ha casado y Maurice entra en su casa porque es amigo de su marido y lo ha encontrado por casualidad. !Escena fantástica! Más que de sorpresa, o de miedo o de alivio quizás, cuando Maurice reaparece, parece como si un fantasma del pasado hubiera regresado. Y empiezará de nuevo el interés y la relación tan apasionada que un dia de repente se rompió violentamente.

El ambiente que logra Neil Jordan es tan embolvente como el pefume del opio. El marido de Sarah no tardará en darse cuenta de que ese interés le está robando a él, a su mujer, y su mujer, a él, su vida. No tardará en intentar rehacer lo pasado en una situación justa y normal.

Stephen Rea como Sr. Miles, el marido engañado de Sarah.





"Vivir un gran amor" dirigida por Edward Dmytryk en 1954, es una película que merece mayor consideración de la que habitualmente se tiene de ella. Una obra en absoluto perfecta, pero que desprende cierto clima de fascinación e irrealidad muy difícil de lograr, sobre todo si se tiene en cuenta el nombre de su director, cineasta muy sobrio poco dado a subterfugios oníricos. El film tiene la gran virtud de podar los elementos místicos de la pieza original de Graham Greene, con el fin de crear un complejo melodrama psicológico que ahonda en la represión del deseo, las crisis personales y la tensión de los impulsos sexuales. Todo ello, admirablemente tratado en imágenes por Edward Dmytryk e interpretado espléndidamente por el conjunto actoral en el que destacan, sobremanera, los siempre soberbios Deborah Kerr y Peter Cushing llenando de matices dos personajes dificilísimos de interpretar.

Protagonizada por Deborah Kerr, Van Johnson, John Mills, Peter Cushing, Michael Goodliffe, y Stephen Murray.

(1999) "Otto, der Katastrophen film" de Edzard Onneken.

Mittwoch, 31. Dezember 2014



Otto Waalkes es Otto der Katastrophen film....

Edzard Onneken es el director de una, de las 5 o 6 películas que ya este conocido cómico llamado Otto Waalkes, muy famoso por sus programas cómicos de la televisión alemana ha rodado., Del estilo del personaje de Mister Bean, Otto, que también se llama Otto en la ficción, es sumamente infantil, satírico y aunque más recatado que Rowan Atkinson, Otto es mucho más versatil, pués tiene una gama de personajes mucho más amplio. Además de ser músico y cantante "light", es muy buen imitador. Tiene la suerte de que le acompana en Der Katastrofenfilm, la actriz Eva Hassmann, una nueva Marilyn Monroe para los alemanes, que realmente resulta en la pantalla, es guapa, muy sexy, y elegante. Divertida, es sincera como actriz y pallasa alocada a la vez. Como Otto ....

La película nos situa en alta mar. En un barco de turistas, el Queen Henry. Una empresa japonesa para cobrar el seguro del barco está a punto de provocar...una catástrofe. Todos lo ignoran, pero Otto descubrirá la estafa. Nadie sabe de todas formas que Otto, va a provocar otra catástrofe, !!y peor!!! Otto siempre está allí donde no debe, Otto que viaja a bordo y siempre adquiere diferentes personalidades, provocará las 1000 y 1 peripecias. Pero lo más importante es que hay que ver trabajar a este actor, que puede ser dulce y agresivo, que parece que improvisa continuamente, porque es realmente un actor muy autodidacta, polifacético al máximo, incluso hace los chistes en inglés y es simplemente genial.

Otto Waalkes, (Otto bebé, y Otti, el abuelo) y Eva Hassmann, Reiner Schöne, Michael Schweighöfer y Steffen Münster.

Todo comienza en este hermoso paraje de la campina alemana, en el Faro Pilsum!

(1954) "Río sin retorno" de Otto Preminger.

Sonntag, 28. Dezember 2014



Tal vez Rio sin retorno no sea una de las películas más conocidas de Marilyn Monroe y de Robert Mitchum, ni una de las más logradas del directot Otto Preminger, pero se trata de un western interesante, entretenido, rodado en bellos parajes de los parques nacionales de Banff y Jasper, situados en Alberta, Canadá. También se cuenta que las 2 estrellas de cine no hicieron muchas migas durante el rodage que fue costoso y muy improvisado. Una bella cantante liada con un jugador de póker de pocos escrúpulos, se verá unida al destino de un grangero que viaja con su hijo, buscando, a su vez, un lugar donde vivir. En el transcurso de la aventura deberán bajar ese rio sin retorno que les aleja de sus vidas pasadas, y les ha de conducir a una nueva existencia. Recuerdo con especial amor, las canciones que canta Marilyn, la primera en el bar donde trabaja, es aquella melodia preciosa de verdad de "One silver dollar" creo recordar y otras que canta al atardecer y junto al rio, antes de que los indios empiecen a perseguirlos, mientras su nuevo amigo le acaricia la espalda. El final es soso y previsible, porque Kay, Matt y su hijo Mark logran llegar a duras penas a esa otra ciudad, habiéndose por fín perdido el marido de Kay, ahogado o muerto por una flecha, en algún lugar del rio peligroso, para allí felices, los 3 radiantes protagonistas volver juntos a empezar una nueva vida. Y con Rory Calhoun, Tommy Rettig, Murvyn Vye, y Douglas Spencer.

(1946) "Gilda" de Charles Vidor.

Montag, 24. November 2014

DEDICADO A MI HIJO IVAN Y A MIS PADRES.



A pesar de la enorme fama de erótica, sensual y de voluptuosa, la bella sex-symbol, Rita Hayworth, nacida en 1918, no tuvo la vida feliz que simbolizan las actrices famosas y de hecho fue muy desgraciada y murió de una temprana enfermedad de Alzheimer. Por cierto era de padre andaluz, Eduardo Cansino, un bailarín y el verdadero nombre de Rita, era Margarita Carmen Cansino. Su madre era irlandesa. Con su padre recorrió kilómetros y kilómetros, sobretodo en Méjico y bailó en muchos escenarios, donde adquirió una buenisima formación como bailarina. Más tarde llegaria a trabajar con Fred Astaire.



En Gilda, fue reconocido su trabajo y valorada como el mito erótico que era. La famosa bofetada a Glenn Ford, fue de antologia. Se comenta que llegó a romper algún diente a Glenn Ford, hasta que Vidor gritó !!corten!! En la historia Glenn Ford es Farrell, el antiguo marido de Gilda, amargado desde entonces. Ahora Farrell trabaja para el marido de Gilda, que es un vulgar ladrón aunque de lujo que posee un casino. Marido y ex marido apenas se tienen simpatia o respeto, pero se soportan, hasta que un dia el marido de Gilda, Mundson desaperecerá extranamente...

Glenn Ford lloraba y no de dolor físico esta vez, o quizás si, recordando a Rita Hayworth durante un homenaje en España y viendo esta misma película. La actriz falleció a los 68 anos, pero durante casi 30 anos sufrió de la enfermedad que aniquila todos los recuerdos y alegrias y para una hermosa actriz que terrible venganza del destino, fallecer sin poder recordar sus dias de gloria pasados durante el tiempo presente.



Glenn Ford, por su parte fue un excelente actor, que triunfó en 3 décadas. En los 40, 50 y 60 rodó multitud de buenas películas, El tren de las 3´10, Un gánster para un milagro, Una vida robada, junto a Bette Davis, Los sobornados, El desertor del álamo, Cow-boy, Furia en el valle, Semilla de maldad o Un muerto recalcitrante, son excelentes visiones de un actor también de excepción, rodeado de grandes directores, actores, y actrices inolvidables.



La dama de Shangai o Los amores de Carmen .fue la siguiente película en el ano 1947, que rodaran Charles Vidor con Glenn Ford y Rita Hayworth, para explorar y explotar el filin que habia surgido entre ámbos actores. Glenn Ford falleció hace escasos meses, el agosto del ano 2006, a los 90 anos de edad.

Aunque como yo también diria..."Las estrellas de cine NUNCA MORIRÁN, porque siempre SIEMPRE nos quedarán sus maravillosas películas,
gracias a los DIRECTORES DE CINE".