"Aferrada a la vida" de Giovanna Valls Galfetti, diario de un renacimiento

Mittwoch, 22. März 2017




Un libro excelente para contagiar a los dudosos de como pueden terminar sus dias cuando esta gira alrededor de la droga. A traves del diario de Giovanna Valls, y sus cartas mas intimas a la madre, medico y amigos, que transcurren sigilantes a su paso pagina a pagina con un lenguaje tan consiso, elegante, claro, comunicativo como poetico y plagadas de mensajes, reflexiones y visualizaciones de los dias mas negros que una mujer en este caso puede sufrir que es la autodestruccion. En Barcelona a partir de 1985 vive y alli desarrolla y ve crecer a ciegas su adiccion y maxima pesadilla.

Giovanna es hermana del anterior ministro de interior y primer ministro frances Manuel Valls Galfetti, de ascendencia italiana y suiza, comento esto porque el hecho de pertenecer a una buena familia no es impedimento para perder la cabeza dia a dia sin darse cuenta de los enormes perjuicios que ella misma se estaba ocasionando jugando tan peligrosamente con su salud pues adquirio todas las enfermedades posibles.

Giovanna nace y se cria en Paris en 1963 aunque su juventud se desarrolla en Barcelona en el barrio de Horta. Su relato empieza en 2004 cuando su estado de salud estaba ya en muy malas condiciones fisicas. Afortunadamente su medico le dio y dijo la frase clave y la mas importante de su vida........Vas a morir sino dejas de consumir drogas....

Estuvo a punto de arruinar su vida por completo. Hasta que su medico la dirije hasta Brasil, a iniciar una nueva vida en soledad y una terapia que duro 8 meses. Una medicacion la ayudo a superar su dependencia, la ayahuasca, aunque como ella confiesa....

Durante casi diez años tuve una vida limpia y digna. Después de ese tiempo, una historia mal vivida, con un hombre aterrador y maltratador, me desquicia y me rompe. A la merced de todos, con la carita que me queda, a las primeras de cambio me vuelven a proponer: «¿Quieres?» Y digo que sí. Y el «sí» me lleva a Can Tunis, que es un barrio de Barcelona que ya no existe, donde me hundo en el mundo yonki de la droga.


La ayahuasca es una sustancia no adictiva que me ayudó, me dio las herramientas para un crecimiento personal. Pero no me salvó la vida, lo que me salvó la vida fueron mis retrovirales, mi capacidad y la de mi psiquiatra, los siete meses y 23 días que pasé en una clínica privada y los ocho meses que estuve en la selva amazónica de Brasil. La ayahuasca me abrió la consciencia y me ayudó a conocerme mejor y a pedirme perdón. Llegar al perdón es una de las cosas más importantes en una vida como la mía, en la que has hecho tanto daño. Éste es el momento más feliz, cuando yo puedo perdonar y me siento perdonada.


–¿Tienen las drogas algo bueno?
–Nada. Si estamos hablando de heroína, cocaína, LSD, ácidos, de las drogas adictivas, no hay nada bueno. El precio que yo he pagado por drogarme es el virus del sida.





"Pan negro" (Pa negre) (2010) dirección de Agustí Villaronga

Montag, 20. März 2017


Dedicado a Otto e Ivan, a Juan y Jordi, a Jordi, Edgar e Isona y a Fernando y Roberto.

2014-05-08 23:14

GRAN PELICULA MADE IN CATALONIEN!!!!!!!!!!!


Agustí Villaronga es un gran creador de atmósferas, y el realizador de Mallorca, vuelve a demostrarlo en la hazaña que ha hecho posible la industria del cine catalán, con Pan negro. La trama de su película, que maneja un buen plantel de actores, Francesc Colomer, Marina Comas, Nora Navas, Roger Casamajor, Laia Marull, Eduard Fernández, y Sergi López.



En la Cataluña posterior a la guerra civil, nos situamos en un pueblo de montaña, y adoptamos el punto de vista de un niño, Andreu, cuyo padre, Farriol, de modesta condición, está mal visto por las fuerzas vivas, por haberse significado en el pasado como hombre de izquierdas, o sea, del bando de los perdedores. Un día el chaval descubre en el bosque los cadáveres de un hombre y su hijo, amigo suyo. No está claro que haya sido un accidente su caída por un barranco, y podría ser la excusa perfecta para colgar los muertos al padre de Andreu.

Novela de Emili Teixidor.


El director adapta una desesperanzada y una entrega imágenes brutalmente poderosas, de modo especial en el arranque. Hay que reconocer cierta originalidad en la trama, donde se da una vuelta al habitual victimismo de las películas sobre la contienda fraticida, siempre empeñadas en "ganar la guerra" al menos en el cine. Los grandes ideales pueden que no lo sean tanto, y las miserias humanas vienen a ser las de siempre, no hay nada nuevo bajo el sol en los secretos de la España profunda, o la Cataluña profunda si se prefiere.


http://youtu.be/bUhZR0eOMpQ


La mirada del director es oscura, muy oscura, no hay espacio para la luz. Ya lo dice el título, con la metáfora del pan negro. La película sigue el esquema habitual de las narraciones sobre la pérdida de la inocencia en la infancia, eso sí, sin resquicio para la esperanza, no hay nadie capaz de iluminar la pantalla. La única salida es el pragmatismo cínico, adaptarse a las circunstancias como un camaleón, tragar lo que haya que tragar, tratando de seguir siendo uno mismo. Porque en el fondo el desenlace no muestra más que a un personaje que va a seguir los pasos de sus padres -que dentro de su supuesto idealismo han tenido que optar por la supervivencia- o de su prima Núria, una niña que no duda en acostarse con su maestro si eso le reporta alguna ventaja, aunque en el fondo ansía escapar.

Asumido su amargo pesimismo,
puede decirse que Villaronga no logra el deseable equilibrio en su película. En cierto momento las cosas se le van de las manos, pierde las riendas en los contradictorios laberintos de los distintos personajes, su tupida red de mentiras y excusas, que se acumula caóticamente; no casa bien esta parte dramática con la atmósfera algo terrorífica de algunos pasajes, ni tampoco es acertado el modo de desvelar cierta acción brutal que descalifica a sus protagonistas y conduce al final del film. Hay una denuncia de la mentira, pero en realidad nadie parece interesado en la verdad, falta el necesario referente ético.


Género nazi.

Sonntag, 19. März 2017


!!!!! Hay unas cuantas !!!! !!!!! !!!

EL MUNDO DEL CELULOIDE SIEMPRE CURIOSO, VIGILANTE, PREOCUPADO EN LO REFERENTE AL MOVIMIENTO DE LOS NAZIS.


El triunfo de la voluntad, Leni Riefenstahl 1935, documental propagandístico in situ.
El gran dictador, Charles Chaplin 1940, imprescindible obra cómica.
Ser o no ser, Ernst Lubitsch 1942, una lista apunto de entregarse.
Hitler y el diablo, Gordon Douglas 1942, Hitler bajo recompensa.
La última etapa, Wanda Jakubowska 1942, la directora que estuvo en el frente retorna a filmar con algunas mujeres supervivientes.
Esta tierra es mía, Jean Renoir 1943, varias vidas truncadas.
Los verdugos también mueren, Fritz Lang 1943, intriga en la Praga ocupada.
La séptima cruz, Fred Zinnemann 1944, siete prisioneros que escapan.
Roma, ciudad abierta, Roberto Rossellini 1945, Roma cercada.
13 rue Madeleine, Henry Hathaway 1947, James Cagney y un topo.
Alemania año cero, Roberto Rossellini 1948, un niño en un horrendo surgir.

Le silence de la mer, Jean-Pierre Melville 1949, un trío que ha de llevarse bien.

Almirante Canaris, Alfred Weidenmann 1954, jefe de inteligencia en el ascenso al poder del movimiento.

Noche y niebla, Alain Resnais 1955, documental con imágenes de archivo.

Un condenado a muerte se ha escapado, Robert Bresson 1956, interrogado por la Gestapo.
El general de la Novere, Roberto Rossellini 1959, un espía estafador.

Las conspiradoras, Ralph Thomas 1960, monjas italianas con la resistencia.
Kapò, Gillo Pontecorvo 1960, la Edith obligada.
El juicio de Nuremberg (¿vencedores o vencidos?), Stanley Kramer 1961, juicios de guerra.

La infancia de Iván, Andrei Tarkovsky 1962, en la fría Rusia
El tren, John Frankenheimer 1964, arte en el tren.
El ejército de las sombras, Jean-Pierre Melville 1969, un líder de la resistencia
La caída de los dioses, Luchino Visconti, 1969, el nacionalsocialismo y la empresa.

Cabaret, Bob Fosse 1972, un cabaret que hace olvidar.
La cruz de hierro, Sam Peckinpah 1977, rudo capitán alemán.
El huevo de la serpiente, Ingmar Bergman 1977, en el Berlín de los años 20 y médico nazi.
El matrimonio de María Braun, Rainer Werner Fashbinder 1978, Berlín invadido.

El último metro, François Truffaut 1980, un teatro en la ocupación.
Uno rojo, división de choque, Samuel Fuller 1980, cuatro soldados.
Shoah (Holocausto), Claude Lanzmann 1985, megadocumental muy valorado.

Europa, Europa, Agnieszka Holland 1990, un niño infiltrado.


Europa, Lars Von Trier 1991, descubriendo a los nazis.
La lista de Schindler, Steven Spielberg 1993...una lista para la vida.
Rebeldes del swing, Thomas Carter 1993, rebeldes de la música en Alemania.
El ogro, Volker Schlöndorff 1996, el hombre del saco particular.
La vida es bella, Roberto Begnini 1998, ...bonita historia en el drama.
El tren de la vida, Radu Miehaileanu 1998, humor escapando.
Ilusiones de un mentiroso, Peter Kassovitz 1999, noticias en el ghetto.

La solución final, Frank Pierson 2001, la búsqueda de soluciones.
La zona gris, Tim Blake Nelson 2001, duras decisiones de prisioneros.
El pianista, Roman Polanski 2002...un música que se esconde.

Amén, Constantin Costa-Gavras 2002, con la actitud del Vaticano en la II Guerra mundial al respecto de los nazis.

El hundimiento, Oliver Hirchbiegel 2004, el final de Hitler.
El noveno día, Volker Schlöndorff 2004, sacerdote católico mártir.
Sophie Scholl (los últimos días), Mark Rothemund 2005, universitarios de lucha pasiva.
El libro negro, Paul Verhoeven 2006, infiltración femenina
Los falsificadores, Stefan Ruzovitzky 2007, el precio del dinero.
El lector, Stephen Daldry 2008, el funcionariado nazi.
El niño con el pijama de rayas, Mark Herman 2008, historia con infantes.
Operación Valkiria, Bryan Singer 2008, el intento de derrocar a Hitler con su muerte.


A M É N.

"Operación Valkiria" de Bryan Singer, (2008)

Sonntag, 19. März 2017


2014-03-02 00:23

La Operación Valkiria fue concebida originalmente durante la campaña rusa de 1941 como un plan de contingencia para movilizar al Ejército de Reserva; posteriormente fue usada también como arma para defenderse contra cualquier levantamiento interno y, más tarde, un grupo de conspiradores usarían ese Ejército de Reserva para tomar Berlín mientras que sustituían al Gobierno, tras creer muerto a Hitler.



En la era de la Alemania nazi solamente unos meses antes del suicido de Hitler, era exactamente, el 20 de Julio de 1944, cuando aún poniendo en peligro a toda su familia, el coronel Stauffenberg viajaba hasta la Guarida del Lobo, para colocar una bomba y matar al dictador, poniendo así en marcha la Operación Valkiria, en memoria de la obra musical de Wagner, favorito compositor del Fürher. Momento crucial para un cambio de la historia, ya que desgraciadamente el atentado a Hitler de esta resistencia de hombres de su régimen falló.

Tom Cruise, Kenneth Branagh, Bill Nighy, Tom Wilkinson, Carice van Houten, Thomas Kretschmann, Eddie Izzard, Christian Berkel y Terence Stamp

"Hemos sido muy cuidadosos con todos los detalles históricos, como la colocación de los personajes alrededor de Hitler durante el atentado, el momento de la firma, hasta los aviones son reales", incluso él pilota uno, algo que pone "muy nerviosos" a los productores", comenta el actor. También han trabajado directamente con un guardaespaldas y con la familia, aunque ésta en un principio estuvo muy reticente a que fuera la estrella de cine y miembro de la Cienciología quien diera vida al personaje.


"Pozos de ambición" de Paul Thomas Anderson, (2007)

Samstag, 18. März 2017


2011-06-05 20:07


Dillon Freasier, y Daniel Day-Lewis, (Oscar 2007) y Paul Dano, David Cameron, Ciaran Hinds, Barry del Sherman, en una adaptación libre de la novela del 1927 "Petróleo" de Upton Sinclair.
Destacar los aspectos técnicos, dado que se trata de una super producción ...

Los responsables tardaron tres meses en crear el pueblo de Little Boston.
"Las casas se construyeron todas en tres dimensiones y también edificamos otros interiores reales, incluyendo una estación de tren",
comenta el diseñador de producción del film...


"La película es, por encima de todo, una consumada obra de arte, un filme que trasciende el tenso contexto histórico en el que se ha hecho, cuyo placer de ver es estético y sin apologías. Es reveladora, excita, perturba, provoca, pero la ventana que abre asoma a la propia conciencia humana."

"Un drama virulento, apocalíptico y finalmente impresionante. (...) Con un fotografía majestuosamente austera de Robert Elswit, y con una banda sonora muy imaginativa de Jonny Greenwood, de 'Radiohead', el filme es un logro cinematográfico magistral."

En cuanto a la historia, Daniel Plainview, de Texas pasará en unos minutos de ser un minero miserable a ser un magnate del petróleo en California cuando descubre un yacimiento que le permite comprar una tierra y construir en ella unos pozos que no tardarán en producir el preciado diamante negro, conocido como aceite o el petróleo. El destino de este hombre y el de su hijo no obstante será sangriento y él se volverá malvado por la codicia y acabará siendo un déspota por la propia maldad contenida en el interior de todos los hombres.