El Colmenar del Arroyo en Segovia y El Colmenar Viejo en Madrid.


Un viejo puente romano nos abre el paso hacia El Colmenar del Arroyo.


Monasterio de Los Jerónimos, importante edificio que se remonta al arte del gótico isabelino de finales del siglo XV y comienzos del XVI (y se finalizó en 1505)


Colmenar del Arroyo ligado a la repoblación de la Extremadura castellano-leonesa fue fundado por pobladores segovianos durante la Reconquista e incorporado posteriormente a la Comunidad y Tierra de Segovia, incluyéndolo en el sexmo de Casarrubios de Monte. Se trata de un pueblo de origen pastoril y segoviano que se situó primeramente en la zona conocida como "Pajar viejo".

Su nombre "Colmenar" se debe a que era lugar de colmenas porque la flora de este término era muy codiciada por las abejas. De esta manera, las gentes de la localidad aprovecharon los troncos secos de los árboles para crear las primeras colmenas. Su apellido "del Arroyo" se debe al arroyo que atraviesa estos parajes, también conocido como arroyo Corralizo.

Ya sabíamos que muchos de los territorios de la actual Comunidad de Madrid pertenecieron, en su día, a la Comunidad de la Ciudad y Tierra de Segovia, entre ellos Colmenar del Arroyo, integrado en el sexmo de Casarrubios, que lo recuerda con una placa situada en el parque de Segovia como homenaje a esta ciudad. Los sexmos consistían en un grupo de pueblos asociados con una cabeza que los representaba, llamada "cabeza de sexmo" y un "sexmero" que hacía de portavoz de todos en el Concejo Urbano.

Colmenar Viejo, a 30 Km. de Madrid y a 30 Km. de Segovia es una localidad de la provincia de Madrid.
Colmenar Viejo cuenta con una población de 39.579 habitantes empadronados, con lo que es una población bastante grande y se ubica en la cara sur de la Sierra de Guadarrama.

Parece ser que los orígenes del nombre de la localidad se remontan siglos atrás y con motivo de ser lugar de paso de viajeros que iban por el camino de Alcalá de Henares a Segovia, cuando un viejo apicultor empezó a ofrecer alojamiento a los viajeros, optando algunos de ellos por asentarse en la zona y dando lugar así a una aldea que tomó como nombre el de referencia para los viajeros, «el colmenar del viejo». Restos arqueológicos encontrados en la zona permiten confirmar la existencia de asentamientos en la zona desde el siglo VI. Tras la Reconquista de Madrid (Magerit), a finales del siglo XI, Alfonso VI creó un alfoz (dada la escasa población de la zona) con límites geográficos poco definidos dependiente de Madrid.

Estos límites poco definidos provocaron conflictos entre Segovia y Madrid durante más de un siglo hasta que Alfonso X puso fin a estas luchas, incorporando estos lugares a la Corona. Desde entonces se denominó a este amplio territorio «el Real de Manzanares», que comprendía pueblos como Colmenar Viejo, Soto del Real, Hoyo de Manzanares, Miraflores, Navacerrada, San Agustín del Guadalix, etc. No fue hasta un siglo más tarde cuando Juan I de Castilla adjudica definitivamente el Real de Manzanares a Pedro González de Mendoza (1340–1385). Pero sería al segundo hijo de este, Íñigo López de Mendoza (1398–1458), a quien con posterioridad se le concediera el título de Conde del Real de Manzanares.

En los siglos siguientes la localidad fue aumentando de población logrando el 22 de noviembre de 1504 la segregación jurisdiccional de Manzanares. La mayor parte de su población estuvo dedicada a la agricultura y su evolución estuvo estancada hasta la segunda mitad del siglo XIX en que se crea un coso taurino (símbolo de modernidad para los lugareños de la época), una carretera que iba de Manzanares a Fuencarral pasando por Colmenar Viejo, línea de telégrafos y servicio de correo diario. De la mano de Arturo Soria se logró hacer llegar el primer convoy de Madrid a Colmenar Viejo, pasando por Chamartín, era el 30 de mayo de 1911. Su desarrollo continuaría con la acometida de aguas y energía eléctrica aunque la regulación del río Manzanares arruinaría los molinos y batanes que tanta importancia tuvieron para la economía colmenareña desde la baja Edad Media.


Torre de El Colmena, en la Iglesia. Lo más relevante es su extraordinaria torre. Mide 50 metros de altura y está formada por varios cuerpos realizados con buena sillería. El remate del penúltimo cuerpo sustituye los pináculos y crestas góticas por esculturas de leones y grifos


Para acabar una fotografía del monumento más bello de Segovia. El Alcázar!
ciao guapa Segovia!



Referencias

    No hay referencias

Comentarios

Mostrar comentarios como (Plano | Hilos)

    No hay comentarios

Añadir comentario


Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
To leave a comment you must approve it via e-mail, which will be sent to your address after submission.

Para prevenir un ataque spam en los comentarios por parte de bots, por favor ingresa la cadena que ves en la imagen mostrada más abajo en la apropiada caja de texto. Tu comentario será aceptado sólo si ambas cadenas son iguales. Por favor, asegúrate que tu navegador soporta y acepta cookies, o tu comentario no podrá ser verificado correctamente.
CAPTCHA