(1953) "Julio César" de Joseph L. Mankiewicz




Muerte de Julio Cesar, obra de Vincenzo Camuccini, 1798


En febrero, en las fiestas de Lupercalia en honor a Baco, Marco Antonio le ofreció una diadema, símbolo de un rey, a César, el cual la rechazó con vehemencia, depositándola ante el templo de Júpiter. No obstante, ese episodio le valió la desconfianza de sus pares, que comenzaron a temer su ambición.

Poco después, César fue asesinado en una reunión del senado, en los Idus de Marzo (15 de marzo) del 44 adC, por un grupo de senadores que alegaban actuar en defensa de la República. Entre ellos estaban sus antiguos protegidos Marco Junio Bruto y Cayo Longino Casio. Tras recibir 23 puñaladas, César cayó a los pies de una estatua de Pompeyo y sus últimas palabras fueron

Y, tu Brutus, también?
hijo mío!




Marco Antonio recogió el cuerpo de César y lo mostró al pueblo,
que quedo conmocionado por la visión del cadáver. Poco después los soldados de su decimotercera legión trajeron antorchas para prender el cuerpo de su querido líder. Luego los habitantes de Roma echaron al fuego todo lo que tenían en mano para avivar más el fuego. Calpurnia Pisonis, la mujer de César, después de haber soñado con un presagio terrible, advirtió a César de que tuviera cuidado, pero César ignoró su advertencia diciendo:

Sólo se debe temer

al miedo.


En otras historias se cuenta cómo un vidente ciego le había prevenido contra los idus de Marzo; y el César se habia reido de él. Tras su muerte, estalló una lucha por el poder entre su sobrino-nieto César Augusto, a quién adoptó en su testamento, y Marco Antonio, que culminaría con la caída de la República y el nacimiento del Imperio romano.

Cayo Julio César, fue un líder militar y político de la etapa final de la República de Roma. Sus conquistas en la Galia extendieron el dominio romano hasta el Océano Atlántico: un hecho cuyas consecuencias directas son visibles todavía hoy día. En el 55 adC César se lanzó a la primera invasión de Britania por parte de los romanos.









Otro espectacular trabajo de Marlon brando en Julio César, bajo la soberbia dirección de Mankiewicz, que se basó en la literatura de Shakespeare, para este montage. James Mason, Deborah Kerr, Louis Calhern, Greer Garson, John Gielgud, Edmund O'Brien ... intervienen junto a Brando dando vida el texto teatral que el director convirtió en cine puro y duro, por medio de una puesta en escena arrolladora, sólida, imaginativa que utiliza la cámara para escrutar sin descanso a los personajes, turbios y atormentados.

Trackbacks

    Keine Trackbacks

Kommentare

Ansicht der Kommentare: (Linear | Verschachtelt)

    Noch keine Kommentare

Kommentar schreiben


Umschließende Sterne heben ein Wort hervor (*wort*), per _wort_ kann ein Wort unterstrichen werden.
Die angegebene E-Mail-Adresse wird nicht dargestellt, sondern nur für eventuelle Benachrichtigungen verwendet.
Um einen Kommentar hinterlassen zu können, erhalten Sie nach dem Kommentieren eine E-Mail mit Aktivierungslink an ihre angegebene Adresse.

Um maschinelle und automatische Übertragung von Spamkommentaren zu verhindern, bitte die Zeichenfolge im dargestellten Bild in der Eingabemaske eintragen. Nur wenn die Zeichenfolge richtig eingegeben wurde, kann der Kommentar angenommen werden. Bitte beachten Sie, dass Ihr Browser Cookies unterstützen muss, um dieses Verfahren anzuwenden.
CAPTCHA