(1961) "El juicio de Nuremberg" (¿Vencedores o vencidos?) del director Stanley Kramer. Y "El proceso de Nuremberg" novela de Joe J. Heydecker y Johannes Leeb.


27-8-2009

¿Fue VERDAD O FICCION? ¡Difícil de creer, pero cierto!.....!!.....!!!.......!!!!!........!!!!!

Existe una versión del 2000 con Alec Baldwin, Jill Hennessy, Christopher Plummer, Roger Dunn, David McIlwraith, Christopher Shyer, Hrothgar Mathews, Brian Cox, Herbert Knaup, Frank Moore, Frank Fontaine, Raymond Cloutier, Bill Corday, Christopher Heyerdahl, Ken Kramer, Colm Feore, Charlotte Gainsbourg, Robert Joy, Michael Ironside, Matt Craven, Max von Sydow. Fue dirigido por Yves Simoneau para la televisión



La novela relata en 555 paginas, con más autenticidad que el filme el transcurso exacto de lo que fue el juicio a los acusados nazis de la barbarie que provocaron junto a Hitler. Desde que empezara Hitler la invasión en Austria, Checoslovaquia, incluso el inicio de la guerra con Francia e Inglaterra y ya lo más fuerte contra Rusia. Con Italia y España se mantuvo al margen por los dictadores Mussolini y Franco. Pero Alemania queria invadir toda Europa, incluso pensó en llegar a los Estados Unidos de América ....

Queda muy claro que Hitler sin la ayuda de sus colaboradores Rosenberg, Bormann, Hess, Keitel, Goering, Von Papen, etc, hubiera sucumbido y quedado relegado a su papel de hombre paranoico mental y tan enfermo. Pero el resto le seguian la corriente como peces y nadie contradijo sus ordenes, sopena de ser ajusticiado.

Hitler murio antes del juicio y otros se quitaron la vida. El resto tuvo que afrontar un pesadisimo juicio.....





A Haywood, lo interpreta el gran actor Spencer Tracy, es el juez americano retirado que junto a la maravillosa actriz y cantante Dietrich tiene una hermosa escena en la que ambos pasean por la calle y escuchan como musica de fondo de una taberna alemana la famosa canción Lili Marleen que la propia actriz alemana popularizó y que ella misma traduce al inglés en este fabuloso largometraje.
Marlene Dietrich, alemana de cuna representa en el film a la esposa de un fallecido cargo militar Ella parece juguetear con el juez de la función, para influir en su veredicto. Mientras el juez, también parece atraido por la belleza de la mujer.
Escucharemos de repente esa emblematica canción porque es un ejemplo curioso y muy trascendente de los odios de la guerra.

Como anécdota a Dietrich, citar que Marlene fue en Vencedores o vencidos poseedora del titulo de "las piernas perfectas», tanto que fueron aseguradas por un millón de de dolares.


Entre el 20 de noviembre y el 1 de octubre del 1946, Haywood es enviado a Alemania, para presidir el Tribunal Internacional de Nuremberg, en el interior del Palacio de Justicia. Fue el unico proceso oficial celebrado contra los crimenes de guerra cometidos por los Nazis durante la II Guerra Mundial. Altos cargos militares, políticos y judiciales del Tercer Reich se sentaron en el banquillo de una sala, que asistió avergonzada a la descripcion de los horrores del Holocausto.
Respecto a las victimas, unos pocos sobrevivientes, pudieron libremente, aunque no sin muchisimas dificultades por parte de los fiscales, sentarlos en el estrado y relatar su propia experiencia. Por ejemplo, la actriz, ya mayor, Judy Garland, relata con una intensidad y digna palabra, de una como siendo una trabajadora de un alto mando alemán, logra al final explicar que gracias a su atractivo personal pudo evitar su ejecución. La mujer luchando incluso en aquel juicio, por seguir defendiendo aún su inocencia.
Otro caso fue, un inadaptado, un joven traumatizado, con discapacidad mental, que encarna a la perfección el muy inspirado y joven actor, Montgomery Clift. Se salvó por los pelos de una tortura definitiva, por ser un deficiente ya tuvo que sufrir bastante por ser un marginado mental.
Unos 200.000 enfermos mentales fueron sacados de hospitales y llevados a campos de concentración y fueron eliminados por orden del Fuhrer del Reich. Al cabo de unas semanas sus familiares recibian por correo las pertenencias del fallecido sin dar explicaciones. Hitler empezó a aniquilar a todos los que el consideraba inferiores a la raza aria, como también lo fueron gitanos, homosexuales y los judios.


Al otro lado del banquillo, con los acusados se sienta, un alto mando alemán y es el elegante Burt Lancaster que interpreta a Ernst Jenning. El ayudante de Hitler ni se defiende, sin bajar la mirada ni frente a los escalofriantes vi­deos de las torturas a las familias judias, su postura ferrea es de un puro militar. Justifica coherentemente todos sus actos en nombre de la disciplina y de la piramide militar.
El actor Richard Widmark, fue el fiscal, ansioso por demostrar la declarada culpabilidad de unos asesinos que la propia historia ya ha juzgado de sobras. Increible su representación llena de desesperación, dolor, impotencia y frustración real.
Pero en la sala, todos los presentes vivieron aturdidos por la penetrante y tensa situación. No hay duda del carisma de los nazis, que finge muy bien, Burt Lancaster y que tampoco es desdenable su verborrea, pues demuestran vivir cautivos de la dualidad durante todo el proceso. No por negar los terribles hechos cometidos, sino por ser en el fondo otras victimas de la ignorancia, de la peor ignorancia humana que es la que determinó aquella dramática extinción. Es la distancia y el enterrar cerrando los ojos al terror real de una guerra que contaba soldados en un sólo bando.

Otros intetpretes de reparto fueron: Maximilian Schell, actuando magníficamente del abogado defensor y William Shatner, Edward Binns y Kenneth MacKenna.


En lo que respecta a los acusados Schact y Von Papen fueron increiblemente absueltos.
Hess, Raeder y Funk condenados a cadena perpetua.
Speer y Schirach fueron condenados a 20 añosde prisión.
Neurath a 15 años.
Doenitz a 10 años.
El resto de los acusados fueron condenados a morir en la horca.
Bormann fue condenado en ausencia puesto que se hallaba profugo de la ley.
Ribbentrop, Keitel, Kaltenbrunner, Rosenberg, Frank, Frick, Streicher, Seyss-Inquart, Sauckel y Jodl fueron ejecutados en la madrugada del 16 de octubre de 1946.
Y Goering evitó la horca ingiriendo cianuro en su celda, 2 horas antes de la ejecución.


Si viéramos la imagen de la bancada de acusados en el Proceso principal de Nuremberg, está era así : A la izquierda, de arriba a abajo: Hermann Goering, Rudolf Hess, Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel. A la derecha, de arriba a abajo: Karl Doenitz, Erich Raeder, Baldur von Schirach y Fritz Sauckel.
Albert Speer, el organizador de la industria diabolica, negó sin fatiga con su rostro todos los crimenes, fue el único junto a Goering, el encargado de la propaganda nazi, que no trataron de eludir su responsabilidad y contestaron siempre con rectitud. El resto se dedicó a contradecirse, a negar sus actos, a dar las culpas a Hitler. Los listos fueron de hecho los 3 maximos responsables, que evitaron el circo de aquel juicio, a mi juicio ridículo e imperdonable.
Himmler, Goebbels y el propio Hitler se habían suicidado antes para evitar ser juzgados; solo Goering llego vivo y los otros 20 llegaron vivos a Nuremberg en su condición de jerarcas nazis. Aunque permanecieron en celdas de 3 x 3 ni eso se merecian.
Goering en el centro, en actitud agresiva. Era Comandante de la Luftwaffe y presidente del Reichstag.
Otro personaje, que huyó, fue juzgado en solitario en 1960, en Israel, era Adolf Eichmann, fue reconocido y traído a Europa desde Argentina. Eichmann fue el encargado de la organización y de la logística de los horribles y miserables transportes de los judíos del Holocausto. Hombre tenaz en el cumplimiento del deber, era una persona muy dada a cumplir las estadísticas que se le exigian, y los judíos fueron simples estadisticas aunque según sus declaraciones por sus crimenes de guerra, no era un antisemita fanatico, de hecho, como muchos otros alemanes, se encontraba emparentado de alguna manera con judíos. Fue el responsable directo de la solución final, principalmente en Polonia, y de los transportes de deportados a los Campos de Concentración durante la Segunda Guerra Mundial. La sentencia de morir en la horca, se cumplio la madrugada del 31 de mayo de 1962 en la prisión de Ramla.
Finalmente otro nombre que no ha aparecido todavi­a, pues logró huir y no fue detenido en ni Sudamérica donde la mayoría de nazis huyeron, Argentina, o Paraguay, ni en Europa es Josef Mengele, el sádico medico encargado de horribles torturas y experimentos, al que llamaban el Angel de la Muerte, Mengele falleció en la impunidad.
Un escalofrio recorre mi cuerpo cuando escribo todo esto. La cifra de 6.000.000 millones de judíos, polacos, etc, que fueron quemados, asesinados, exterminados, apaleados, fusilados, ahogados, muertos de hambre y de sed, eliminados de la faz de la tierra, en total silencio, sin juicio ni perdón como si nunca hubieran nacido ni existido, ni juzgados fueron, como seres humanos libres y con derecho a una vida, sin haber cometido crimen alguno.

Adolf Hitler, el Fuhrer, fue el gran ausente y era el protagonista fantasma, quedó invisible a la humanidad. Se suicidó junto a Eva Braun. Hitler el origen del mal, dejó terribles huellas que todavia son visibles en muchos hombres y mujeres, los supervivientes y sus descendientes. La mayoría de los supervivientes, se reúnen y celebran aquella barbarie, quedan aún muchas alimañas sobre la faz de la tierra, bajo el sol, y en el cielo las estrellas.

NO QUIEREN OLVIDAR.

Referencias

    No hay referencias

Comentarios

Mostrar comentarios como (Plano | Hilos)

    No hay comentarios

Añadir comentario


Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
To leave a comment you must approve it via e-mail, which will be sent to your address after submission.

Para prevenir un ataque spam en los comentarios por parte de bots, por favor ingresa la cadena que ves en la imagen mostrada más abajo en la apropiada caja de texto. Tu comentario será aceptado sólo si ambas cadenas son iguales. Por favor, asegúrate que tu navegador soporta y acepta cookies, o tu comentario no podrá ser verificado correctamente.
CAPTCHA