(2008) "Diario de una ninfomana" dirigida por Christian Molina



2014-09-06 15:40

Que una mujer tenga un gran apetito sexual o mantenga relaciones esporádicas no significa que sea una ninfómana. Cuando hablamos de ninfomanía nos estamos refiriendo una enfermedad, mucho más compleja de lo que la mayoría de la gente piensa. Se trata de un deseo sexual violento e insaciable que, según los psicólogos, supone una dependencia que no cesa, a pesar de que se mantengan relaciones sexuales de forma habitual o se consuma material pornográfico.

A pesar de que no están bien definidos los límites de esta patología, se habla de ninfomanía cuando el sexo domina el pensamiento de un individuo, e influye de manera notable en la vida diaria de alguien.

La búsqueda de afecto a través de las relaciones sexuales suele ser la principal causa de aparición de esta enfermedad. Las ninfómanas tratan de buscar en la cópula o la masturbación lo que no encuentran en el terreno afectivo. Pero la insatisfacción es cada vez mayor, por lo que este ansia de sexo se convierte en una adicción imparable.

A pesar de que lo habitual es que la ninfomanía se produzca como consecuencia de alguna enfermedad psicológica, también existen otros factores que incrementan el riesgo de aparición de este trastorno, como por ejemplo el consumo de determinadas sustancias como los opiáceos o anfetaminas, o la aparición de algún tumor.

Pero no sólo las mujeres podemos sufrir esta enfermedad. En el caso de los hombres, el equivalente a esta hipersexualidad, es la llamada 'satiriasis' o 'andromania', que presenta los mismos síntomas que en el caso de las féminas.

Para acabar con este mal, tanto hombres como mujeres, pueden acudir a terapias de 'sexólicos anónimos', que son muy similares a las de los adictos al juego o al alcohol, por ejemplo, y en las que, además de conocer a personas que se encuentran en su misma situación, tratará de superar su problema con ayuda de especialistas.


El libro autobiográfico de la francesa Valerie Tasso, 'Diario de una ninfómana', sigue dando mucho de qué hablar. Cuenta la historia de una mujer culta, de buena familia, licenciada en dirección de empresas, que decide dejarlo todo por su adicción al sexo, y convertirse en prostituta. Un sorprendente relato que despierta el interés por conocer los entresijos de esta enfermedad que no es tan superficial como parece.



Belen Fabra, y Leonardo Sbaraglia, Llum Barrera, Ángela Molina, Antonio Garrido, Nilo Mur, Natasha Yarovenko y Geraldine Chaplin.

Val, tiene 28 años, estudios universitarios, un gran atractivo y una cómoda posición económica. Es además una mujer muy liberada que busca constantemente nuevas experiencias para saciar su curiosidad sexual. Este modo de vida le crea numerosos problemas con los hombres, con su trabajo y con sus amigos. Sin embargo, la muerte de su abuela y la pérdida de su trabajo hacen que su vida cambie. Se enamora perdidamente de un hombre con el que vive un apasionado y tormentoso idilio hasta que la relación se rompe de manera traumática. Val, desesperada, está a punto de acabar con su vida: se siente terriblemente sola, tiene muchas deudas que saldar y ha perdido la autoestima. Decide entonces dedicarse a la prostitución de lujo. Al principio, se siente completamente satisfecha: da rienda suelta a todas sus fantasías sexuales y, además, gana mucho dinero. Pero pronto descubre la cara más sórdida de la prostitución.

Diario de una ninfómana ha sido escrito por Valérie Tasso, donde cuenta en primera persona, no se esconde bajo ninguna máscara, sus vivencias sexuales.

Referencias

    No hay referencias

Comentarios

Mostrar comentarios como (Plano | Hilos)

    No hay comentarios

Añadir comentario


Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
To leave a comment you must approve it via e-mail, which will be sent to your address after submission.

Para prevenir un ataque spam en los comentarios por parte de bots, por favor ingresa la cadena que ves en la imagen mostrada más abajo en la apropiada caja de texto. Tu comentario será aceptado sólo si ambas cadenas son iguales. Por favor, asegúrate que tu navegador soporta y acepta cookies, o tu comentario no podrá ser verificado correctamente.
CAPTCHA